Recetas de comidas para diabetes


¿Qué es la diabetes?

Tener diabetes significa que la glucosa o azúcar en su sangre está muy alta. La glucosa proviene de los alimentos que consumimos. La insulina es fabricada por un órgano llamado el páncreas. La insulina ayuda a la glucosa a pasar de la sangre a las células, que a su vez la convierten en energía.

Cuando usted tiene diabetes, su cuerpo tiene dificultad para producir la insulina o no la puede utilizar adecuadamente. Como resultado, la glucosa se acumula en su sangre y no puede entrar en las células. Si la glucosa en la sangre permanece muy alta, puede causar daño a su cuerpo.

como “un poquito de diabetes”, “una diabetes leve” y “la azúcar está un poquito alta”. La diabetes puede causar otras complicaciones graves. Cuando los altos niveles de glucosa en la sangre no están bajo control pueden afectar poco a poco sus ojos, su corazón, sus riñones, sus nervios y sus pies.


¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

Los síntomas más comunes de la diabetes incluyen:

• Orinar con frecuencia.

• Tener sed constante.

• Sentir demasiada hambre o cansancio.

• Perder peso sin intentarlo. Sin embargo, mucha gente con diabetes no presenta ningún síntoma. ¿Por qué debe preocuparme la diabetes? La diabetes es una enfermedad muy seria. No deje que lo confundan con frases que sugieran que la diabetes no es una enfermedad grave, tales


¿Cuáles son los tipos de diabetes?

Los tres tipos de diabetes más comunes son:

• Diabetes tipo 1— en este tipo de diabetes, el cuerpo no produce insulina. Las personas con diabetes tipo 1 necesitan insulina todos los días.

• Diabetes tipo 2— en este tipo de diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina o no la utiliza bien. Algunas personas con diabetes tipo 2 tienen que tomar pastillas para la diabetes, insulina o ambas cosas. La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes.

• Diabetes gestacional— este tipo de diabetes puede ocurrir cuando la mujer está embarazada y aumenta el riesgo de que tanto la madre como su hijo desarrollen diabetes en algún momento de sus vidas


¡La buena noticia es que usted puede controlar su diabetes!


La diabetes se puede controlar. Usted puede manejar su diabetes con éxito y evitar los serios problemas de salud que ésta causa, si sigue los siguientes pasos:

• Pregúntele a su doctor cómo puede aprender más sobre la diabetes para ayudarle a sentirse bien hoy y en el futuro.

• Conozca la información básica o ABC sobre la diabetes (vea la tabla en la página 5).

• Seleccione comidas saludables y manténgase físicamente activo casi todos los días. Estos consejos lo ayudarán a mantener alejadas esas libras de más y también a controlar los niveles de azúcar en su sangre.

• Hágase la prueba del azúcar en la sangre, tal y como se lo recomienda su doctor.

• Si está tomando medicinas para controlar la diabetes, tómelas aunque se sienta bien.

• Para evitar problemas causados por la diabetes, visite a su equipo de cuidados médicos por lo menos dos veces al año. Si cualquier problema se identifica y trata a tiempo se podrá evitar que empeore. Pregunte también sobre cómo la diabetes puede afectar los ojos, el corazón, los riñones, los nervios, las piernas y los pies.

• Participe activamente en el cuidado de su diabetes. Trabaje junto con su equipo de cuidados de la salud para crear un plan adecuado de alimentación y actividad física que usted pueda seguir.


La creación de un plan de comidas saludable.

Este recetario es un buen lugar para comenzar a crear su plan de comidas saludables. Solicite a su doctor que lo remita a un dietista registrado o educador sobre diabetes, para que le ayude a crear un plan de alimentos para usted y su familia. El dietista trabajará con usted para crear un plan específico de acuerdo a sus necesidades. Su plan alimenticio tomará en consideración lo siguiente:

• sus niveles de glucosa en la sangre,

• su peso,

• los medicamentos que usted toma,

• otras afecciones médicas que usted tenga

• y su nivel de actividad física. Pasos sencillos para elegir alimentos saludables.

• Coma porciones más pequeñas, sepa cuáles son las porciones recomendadas para los diferentes alimentos y la cantidad de porciones necesarias en cada comida.

los medicamentos que usted toma,

• otras afecciones médicas que usted tenga

• y su nivel de actividad física. Pasos sencillos para elegir alimentos saludables.

• Coma porciones más pequeñas, sepa cuáles son las porciones recomendadas para los diferentes alimentos y la cantidad de porciones necesarias en cada comida.


El ABC de la diabetes.

• A representa la prueba A1C. Esta prueba mide el nivel promedio de su glucosa sanguínea durante los últimos tres meses. Debe hacerse esta prueba por lo menos dos veces al año. En la mayoría de las personas la meta de la prueba A1C es tener un puntaje inferior a 7.
• B (por “blood pressure” en inglés) representa la presión sanguínea, una medida de cuánto tiene que trabajar su corazón para mantener circulando la sangre. La meta de la mayoría de las personas con diabetes es tener una presión sanguínea de menos de 130/80.
• C representa el colesterol, una grasa que se encuentra en su sangre. Hay dos tipos de colesterol: LDL o colesterol malo y HDL o colesterol bueno. La meta para la mayoría de las personas con diabetes es mantener los siguientes niveles: El colesterol LDL menor de 100. El colesterol HDL sobre 40 (para hombres > 40 y para mujeres > 50). Pregúntele a su médico qué puede hacer para alcanzar los niveles meta de la prueba A1C, la presión sanguínea y el colesterol.

• Coma menos grasa, elija menos alimentos con alto contenido de grasa y utilice menos grasa para cocinar. En particular, trate de limitar el consumo de alimentos que son altos en grasas saturadas y ácidos grasos trans, tales como los siguientes: cortes de carne con grasa, leche entera y productos lácteos hechos con leche entera, pasteles, dulces, galletas dulces o saladas y tartas, alimentos fritos, aderezos para ensaladas, manteca animal y vegetal, margarina en barra y crema en polvo.

• Consuma más alimentos ricos en fibra como los preparados con granos enteros. Entre estos alimentos se encuentran: los cereales para el desayuno hechos con granos 100% enteros, la avena, el arroz integral, el pan, los bagels, el pan árabe (pan pita) y las tortillas integrales.

• Coma diariamente frutas y verduras en variedad. Escoja frutas frescas, congeladas, en lata o secas y jugos hechos con 100% de fruta la mayor parte del tiempo. Coma verduras como las siguientes en gran cantidad: verduras de color verde oscuro (ej. brócoli, espinaca, coles de Bruselas), verduras de color naranja (ej. zanahoria, batata*, calabaza, calabacín)


Las porciones de estas verduras equivalen a una porción de pan. (Consulte la información abajo sobre el método utilizado de sustituciones si no está familiarizado con el mismo). Nota: Hay varias maneras de crear un buen plan alimenticio para las personas con diabetes. Un enfoque muy popular y flexible es el método de sustituciones, que ofrece una manera rápida para calcular el contenido de energía, carbohidratos, proteínas y grasas en cualquier alimento o comida. Los alimentos para cada sustitución (almidón, carnes, sustitutos de carne, frutas, verduras, lácteos y grasas) se escogen de tal manera que cada porción de alimento contenga la misma cantidad de carbohidratos, proteínas, grasas y energía (calorías). Otro método es el conteo de carbohidratos. Este método consiste en comer un número específico de carbohidratos a determinadas horas del día.


frijoles y arvejas o chícharos (ej. frijoles negros*, garbanzos*, frijoles colorados*, frijoles pinto*, chícharos* y lentejas.*)

• Coma menos alimentos altos en azúcares, tales como: bebidas con sabor a frutas, refrescos carbonatados y té o café endulzados con azúcar.

• Cocine con menos sal y utilice menos en la mesa. Coma menos alimentos con alto contenido de sal, como por ejemplo: sopas enlatadas o de sobre, verduras enlatadas, pepinillos y carnes procesadas.

• Nunca omita comidas y siga su plan alimenticio lo mejor que pueda.

• Limite el consumo de bebidas alcohólicas.

• Haga los cambios poco a poco ya que toma tiempo lograr metas que perduren.


Un plan alimenticio hecho a su medida le ayudará a sentirse mejor, mantener la glucosa en los niveles meta, consumir la cantidad correcta de calorías e ingerir los nutrientes adecuados. ¿Dónde puede aprender más sobre la creación de un buen plan alimenticio para la diabetes?


• Póngase en contacto con un dietista registrado para que prepare un plan alimenticio hecho a su medida.

• Visite la página en inglés de la Asociación Dietética Americana (American Dietetic Association) para identificar un dietista registrado que le pueda ayudar a preparar un plan alimenticio.

¡Muévase!

Mantenerse activo físicamente puede disminuir su riesgo de sufrir de diabetes tipo 2.

• Dedique al menos 30 minutos diarios a realizar actividad física de intensidad moderada unos cinco días a la semana.

• Para alcanzar la meta de 30 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada, no tiene que hacerlo todo en un solo momento. Usted puede obtener el mismo beneficio para la salud si divide esos 30 minutos en tres sesiones de 10 minutos o en dos sesiones de 15 minutos durante el día.

• Algunos ejemplos de tipos de actividad física de intensidad moderada son: montar en bicicleta a un ritmo cómodo, jugar en forma activa con sus niños y trabajar en el jardín (rastrillar, embolsar hojas o pasar la máquina de podar el césped).

• Si usted quiere perder peso o evitar recuperar el peso perdido, probablemente necesite realizar entre 60 y 90 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada, casi todos los días. ¿Sus familiares tienen riesgo de contraer diabetes? Sus familiares podrían tener riesgo de contraer diabetes. Algunos de los factores de riesgo para contraer diabetes son:

• Tener 45 años o más.

• Tener un padre, hermano o hermana con diabetes.

• Ser de origen afroamericano, hispano o latino, indio americano, asiático americano o de las islas del Pacífico.

• Haber tenido diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional) o haber dado a luz un bebé de 9 libras o más.

• Tener conocimiento de que sus niveles de glucosa son más altos de lo normal.

• Tener conocimiento de que su presión sanguínea es de 140/90 ó más.

• Tener niveles de colesterol (lípidos) que no son normales.

• No estar tan activo: realizar actividades físicas menos de tres veces por semana. La mayoría de las personas que sufren de diabetes tipo 2 en un principio tuvieron prediabetes, es decir, sus niveles de glucosa en la sangre eran más altos de lo normal, pero no tan elevados como para que fueran diagnosticados con diabetes. Las personas con prediabetes tienen un riesgo mayor de sufrir no solo de diabetes, sino de un ataque al corazón o accidente cerebrovascular. Si usted o alguien de su familia tiene diabetes, lo más probable es que otros familiares sufran de pre diabetes y todavía no lo sepan.


La buena noticia es que la diabetes tipo 2


¡se puede prevenir o retrasar! De acuerdo al estudio del Programa de Prevención de la Diabetes (DPP, por sus siglas en inglés), la diabetes es una enfermedad crónica que se puede prevenir y controlar. El estudio parece indicar que las personas pueden prevenir o retrasar la diabetes tipo 2 si hacen lo siguiente:

• Pierden entre 5 y 7% de su peso, en caso de tener sobrepeso, lo que en una persona que pese 200 libras equivaldría a unas 10 a 14 libras.

• Mantienen su pérdida de peso mediante un buen régimen alimenticio en el que comen una variedad de alimentos bajos en grasa y disminuyen el número de calorías consumidas diariamente.

• Realizan actividades físicas de intensidad moderada (caminatas vigorosas, trabajo en el jardín o juegos con los niños en los que se participa en forma activa) por lo menos por 30 minutos unos cinco días a la semana. Recuerde que los consejos y las sabrosas recetas en este recetario no son sólo para las personas con diabetes sino para que las disfrute ¡toda la familia! Comer saludablemente y mantenerse físicamente activo es bueno para todos.


Comidas hechas para ti


Tortilla española

Recetas de comidas para diabetes 1

Este sabroso plato ofrece una variedad de verduras saludables y puede servirse en el desayuno, a media mañana ¡o en cualquier comida! Sírvala con ensalada de frutas frescas y un panecillo integral.


Ingredientes:

5 papas pequeñas, peladas y cortadas Aceite vegetal en spray ½ cebolla mediana picada 1 calabacín pequeño rebanado 1 ½ tazas de pimientos verdes o rojos cortados en rebanadas finas 5 champiñones medianos en rodajas 3 huevos batidos 5 claras de huevo batidas Pimienta y sal de ajo con hierbas al gusto 3 onzas de queso mozzarella semidescremado rallado 1 cucharada de queso parmesano bajo en grasa Instrucciones

• Pre caliente el horno a 375 °F.

• Cocine las papas en agua hirviendo hasta que se ablanden.

• En una sartén antiadherente rocíe el aceite vegetal y caliente a fuego medio.

• Añada la cebolla y sofría hasta que se dore. Añada las verduras y sofría hasta que se ablanden, pero sin dorarlas. }

• En un recipiente mediano, bata ligeramente los huevos y las claras de huevo, añada la pimienta, la sal de ajo y el queso mozzarella bajo en grasa. Añada la mezcla de huevos con queso a las verduras cocidas.

• Rocíe el aceite vegetal en una cacerola para hornear de 10 pulgadas o en una sartén que se pueda meter al horno y vierta en ella la mezcla de huevos con queso. Esparza por encima el queso parmesano bajo en grasa y hornee la tortilla hasta que esté firme y dorada en la superficie, entre 10 y 30 minutos.

• Saque la tortilla del horno, déjela enfriar por 10 minutos y corte en cinco pedazos.

si quiere más recetas miralas

Añadir un comentario